Asesinan en Honduras a cuatro miembros de la comunidad LGTTBI en una semana


28 de septiembre de 2012

La Unidad de Muertes de Diversidad Sexual inicio las primeras diligencias en el caso de San Manuel Cortes, quien al momento del levantamiento Cadavérico se identifico como desconocido, de una edad entre 17 y 18 años. En las primeras diligencia se identifico el nombre de la victima con el nombre de JEFRY JOSUE HERNANDEZ ALVA, quien fue visto por última vez en una fiesta en el Centro Comunal el 22 de septiembre de 2012

Sharon (sharito) se llamaba la chica trans, ella vivía en Buenos Aires en Tegucigalpa, fue asesinada en Juticalpa, Olancho el jueves 27 de septiembre 2012, asesinada en su salón de belleza delante de sus clientes unos tipos armados le infieren disparos.

Por otro lado, en la marginal colonia Nora Gúnera de Melgar de Tegucigalpa, desconocidos mataron al homosexual Darwin Noé Hernández Díaz (25), más conocido entre sus amistades como “Valeria”. El crimen contra Hernández Díaz se produjo a las 2: 00 de la tarde del jueves 27 de septiembre, luego que el joven fue interceptado por desconocidos en una zona montosa de la colonia, cuando se dirigía a laborar a un expendio de aguardiente. “Valeria” recibió varios impactos de bala a la altura del cuello y el pecho y su cadáver fue descubierto por vecinos del sector luego que oyeron los disparos.

La víctima fue identificada como Mario Felipe Rivera Velásquez, de 47 años, quien se dedicaba a la venta de productos varios en el sector del centro de la capital de Honduras y en los mercados de Comayagüela. Según el informe policial, el hecho violento se registró a las 8:30 PM del miércoles 26 de septiembre de 2012, cuando los criminales entraron de forma violenta a la casa del comerciante y estudiante de Sicología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)

Compartir el artículo:
Twitter || Facebook || Menéame || Digg it! || Delicious || Technorati

 
Proyecto de Fundación Triángulo con la colaboración Cattrachas y el Fondo CentroAmericano de Mujeres y financiado por la ODH-MAEC.