Cuatro mujeres transexuales asesinadas en Uruguay en los últimos meses


13 de mayo de 2012

El asesinato de una mujer transeual que ejercía la prostitución en el barrio de Aguada, Montevideo, -la policía lo encontró el lunes de noche tendido en la calle, con un balazo en la cabeza- elevó a cuatro la cifra de transexuales víctimas de violentos ataques. La serie despertó especulaciones sobre la posibilidad de un asesino "homofóbico".

La situación a la que están expuestas día a día las mujeres transexuales que ejercen la prostitución en la calle es de extrema vulnerabilidad y riesgo. Según un estudio realizado por el Ministerio de Salud Pública, un 70% de las transexuales que trabajan, lo hacen en la prostitución.

El fenómeno tuvo repercusión internacional. Por ejemplo, el diario "El Mundo" de Madrid expresó ayer en un articulo: "La transfobia parece haberse instalado en Uruguay. Ya son cuatro los transexuales asesinados en el país en los últimos meses, un hecho que acaba de condenar la ONU en un comunicado".

Los asesinatos de las cuatro transexuales generó el repudio de diferentes organizaciones, como el colectivo Ovejas Negras y la Asociación de Minorías Sexuales del Uruguay, que reclaman a las autoridades mayor seguridad.

"Ante la muerte de otra persona trans, expresamos nuestro repudio a otro acto de violencia que atenta contra la integridad física de otra persona. Reiteramos nuestro llamado a las autoridades para asegurar la integridad física de todas las personas en igualdad de condiciones y redoblar los esfuerzos para aclarar estos crímenes. No queremos discursos bonitos o palabras vacías. Queremos acciones claras y concretas que condenen estos actos de violencia con un mayor involucramiento de las autoridades", expresó la asociación.

Por su parte, Diego Sempoll, de Ovejas Negras, dijo que ya mantuvieron reuniones con el subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, para manifestarle su preocupación por estas muertes y acelerar la investigación.

Según un informe preliminar elaborado por un equipo de investigación de la Udelar, con apoyo de ONUSida -en el cual se consultó a un grupo de jóvenes de entre 18 a 29 años que se reconocían como "gays, lesbianas, trans o bisexuales" en Montevideo y la región metropolitana- un 17% de la población transexual no tiene educación primaria completa. Otro 33% tiene terminada no completó secundaria.

A su vez, la mitad de las que se reconocen transexuales (un 50%) afirma que trabaja, y de ese porcentaje, 70% lo hace ejerciendo la prostitución en la vía pública. En cuanto al nivel socioeconómico la población transexual es de las más vulnerables. Del informe se desprende que un 67% de la población transexual es de clase baja (un 17% medio bajo, un 33% bajo medio y otro 17% bajo-bajo). Solo en Montevideo se estima hay aproximadamente unas 1.000 mujeres transexuales.

Compartir el artículo:
Twitter || Facebook || Menéame || Digg it! || Delicious || Technorati

 
Proyecto de Fundación Triángulo con la colaboración Cattrachas y el Fondo CentroAmericano de Mujeres y financiado por la ODH-MAEC.